Los Vélez, idónea para el turismo activo

La comarca con parajes de gran belleza permite practicar senderismo, escalada o vuelo con parapente · Los visitantes amantes de la cultura y la historia pueden visitar, por ejemplo, la cueva donde se descubrió el Indalo.

 

La Comarca de Los Vélez ofrece una amplia oferta para los turistas más deportistas e intrépidos. Y es que su territorio es idóneo para la práctica de la escalada, el vuelo con parapente o ultraligero, el senderismo o, en el caso de los que aman la naturaleza pero de un modo más contemplativo, el agroturismo. Los municipios de Vélez Rubio, Vélez Blanco, María y Chirivel cuentan con multitud de rutas y parajes de ensueño, agradables de visitar tanto en las épocas más cálidas como durante el invierno, cuando el frío lleva su manto blanco a esta zona.

El Parque Natural de Sierra María-Los Vélez alberga tesoros milenarios como la Cueva de los Letreros y las Cuevas de Ambrosio, en Vélez Blanco, o la Cueva del Queso, en María. Fue en la primera, la de Los Letreros, donde se encontró el símbolo almeriense por antonomasia, el Indalo o el Hechicero, entre pinturas rupestres que muestran la figura de varios tipos de animales y seres humanos.
Para los amantes de un turismo cultural e histórico, Los Vélez es una de las zonas más ricas de Almería, ya que sus municipios esconden 25 de los 79 conjuntos con pinturas descubiertas hasta ahora en la provincia. Su importancia viene avalada por el mejor de los marchamos. Algunas de las pinturas y varios grabados forman parte del Patrimonio de la Humanidad del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica.

Dentro del ámbito gastronómico, la zona es rica en platos tradicionales que conservan el aroma de tiempos pasados. Los guisos constituyen buena parte de este legado para el paladar. El puchero de pelotas, el potaje de trigo, los guisos elaborados durante la matanza o los aderezados con carne de cordero son algunas de las recetas que se repiten en los hogares durante los meses de invierno. Las matanzas y la caza proporcionan la base de buena parte de la cultura gastronómica de velezana. Ejemplos de ello son los gurullos, hechos con liebre, conejo o perdiz, o el escabeche de perdiz. También hay otros alimentos menos ‘consistentes’. La zona es rica en el cultivo de productos hortofrutícolas ecológicos y en las guarniciones nunca falta la verdura de huerta.

Una vez finalizada la ruta turística y ya con el estómago lleno, el visitante no puede olvidar comprar algún artículo de recuerdo de su paso por la Comarca. La artesanía del esparto es un reclamo de Chirivel y María. Buena parte de este saber se conserva en el Museo etnográfico de Contador, pedanía de Chirivel.

Blog

Sus comentarios

Últimas entradas en el blog

Translate »